Estudiante de Química Industrial sobresale en proyectos de Raleigh

Lesther Mendoza/ Facultad de Ciencias e Ingeniería, UNAN-Managua.

14 Marzo de 2018

 

Desde una visión global, el voluntariado es un importante canal de transformación, crea personas con responsabilidad social, brinda constancia, cambia perspectivas y actitudes de los seres humanos.

Según el programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el voluntariado es una forma poderosa de involucrar a los ciudadanos para hacer frente a los desafíos en materia de desarrollo, y capaz de transformar el ritmo y la naturaleza del mismo.

Ser universitario y participar en un voluntariado

“Ser universitario y formar parte de un proyecto es un reto que se debe asumir con compromiso y disposición, aquí ayudamos a otras personas, aprendemos mucho de respeto, tolerancia, a ponernos en el lugar del otro. Es increíble la labor que se realiza en los voluntariados, me he dado cuenta que como joven uno fortalece las capacidades de liderazgo, aprendemos a trabajar en equipo, nos sensibilizamos y creamos resiliencia comunitaria. Eso nos ayuda a crecer como profesionales, a conocer diferentes visiones del mundo.”, declaró Frecia Ibelice Ruiz Velásquez, estudiante de la carrera de Química Industrial de la Facultad de Ciencias e Ingeniería, quien ahora forma parte del equipo de trabajo de Raleigh Nicaragua.

Desde el 2015 la joven ha participado en  proyectos que Raleigh impulsa en diferentes zonas del país. “Siempre me he involucrado en actividades de voluntariado a nivel local, me ha gustado hacer algo para crear cambios. Estando en la Universidad me enteré de la oportunidad que había en Raleigh, decidí inscribirme en el voluntariado, pasé un proceso de selección, estuve en diferentes actividades y luego me llegó una carta de confirmación para participar en un proyecto de agua y saneamiento en Matagalpa; considero que esto fue una gran oportunidad para mi crecimiento personal”, afirmó Ruíz.

Frecia Ibelice Ruiz valoró que para muchos estudiantes es importante que la UNAN-Managua y Raleigh trabajen en conjunto porque esto abre oportunidades, “la Universidad es una institución que crea diferentes alternativas para que uno dé a conocer el talento y potencial, entonces, que ambas instituciones se unan a trabajar es significativo porque hace que egresen jóvenes ejemplares, emprendedores y líderes, dispuestos a contribuir con la causas sociales”, argumentó.

Experiencia internacional

“El año pasado viajé a Tanzania a recibir un taller sobre cambios de comportamiento, fue una experiencia increíble porque logré trabajar con personas de otra cultura, conocí las diferentes perspectivas que tienen otros sobre nuestro país; es un gran choque cultural en diferentes contextos, nosotros trabajando en un proyecto para Tanzania y como ellos trabajan en otro para Nicaragua, esto motiva y hace ser un mejor estudiante, líder y ciudadano”, relató Frecia.

Como iniciativa la estudiante ahora trabaja en el diseño de una campaña sobre el uso del plástico en Managua, asimismo, lidera un proyecto para mujeres con discapacidad. La UNAN-Managua y Raleigh Nicaragua tienen convenio de colaboración, a fin de garantizar el acceso de los estudiantes a programas de voluntariado y promover el desarrollo comunitario en zonas rurales.